¿PORQUE NOS ALTERA TANTO HABLAR DE CORONAVIRUS?

0
168

“Es el bicho?” “Te agarra y…Chau!”, “éste y aquel lo tienen”, “parece ser que tenía que llegar y llegó”.

Las frases son del cotidiano de la gente y se repiten en cuan cruce, reunión, encuentro, teleconferencia o charla de barrio haya. Ahora, la pregunta periodística es: ¿porque nos asusta y alarma tanto hablar de coronavirus?

El virus Covid-19 está demostrado que es un virus de una agresion relativamente baja. Entre otros datos comprobables están los siguientes:

  • El 97% de la gente se recupera positivamente en un lapso de 14 días
  • No quedan secuelas
  • Las personas que murieron sufrían múltiples patologías previas lo cual está en discusión el certificado de defunción que se utiliza y los motivos de aquellas personas que se pone que “murieron por coronavirus”.
  • La mayoría de la gente que contrajo el virus se recupera en su casa guardando reposo por dos semanas.
  • Mas del 95% de los enfermos de coronavirus NO necesitaron asistencia respiratoria artificial
  • No hubo hasta el momento ningún indicio que puedan saturarse los centros de aislamiento generados en la zona.
  • Gran parte de las personas que su hisopado fue positivo ni siquiera tuvieron síntomas.

De acuerdo a estos datos, todos corroborables, no hay justificativos, mas allá del bombardeo mediático, por el cual la gente siga con un temor irracional ante la llegada de este virus al pais.

Los medios masivos de comunicación junto con las estrategias políticas de los paises y las regiones crearon un monstruo imaginario del cual les es difícil salir. No porque el virus no exista, sino porque no existen las magnitudes de catástrofe que fueron advertidas con bombos, platillos, medios, banners y cuan aparato publicitario haya.

El sensacionalismo con el cual fue tratada la Pandemia es difícil de digerir para la mayoría de las sociedades que se quedaron “atragantadas” con tanta información chatarra y de impacto.

El objetivo de este análisis no es descuidar la salud de las personas, mucho menos proponer romper las prevenciones, pero sí intentar aplicar mayor racionalidad a nuestros pensamientos y nuestras acciones, para que podamos tener al menos, un poco de coherencia, cuando hablamos y actuamos y ver hasta que punto es lógica la irritación que nos genera hablar de…Coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí